Posteado por: chama | marzo 27, 2008

Cairo y Bahariya

Qué alegría de estar en Cairo nuevamente! En la Lonely Planet habíamos visto que recomendaban el hostel Dahab, ubicado en el centro cerca de Talat Haarb, donde estábamos antes, así que para ahi vamos. Un poco jodido para encontrar, terminamos llegando por la ayuda remunerada de un local caza-turistas. El hostel es un lujo comparado con el anterior. Es en la terraza de un edificio que se cae a pedazos, tiene un lindo patio con sillas y mesas, y las habitaciones son muy baratas (4 dólares por habitación para 2). Así y todo las camas siguen teniendo pulgas.

img_3377.jpg
Patio del hostel Dahab

Paseamos un rato y nos vamos para el museo del Cairo. Como siempre un precio elevado para entrar pero reducido a la mitad por ser estudiantes. El museo es inmenso, no se termina de recorrer nunca jamás. Todo lo que no estaba en el Valle de los Reyes y de las Reinas estaba en este museo. Muchos locales se nos ofrecieron como guías pero no se les entendía nada. Hay muchísimas tumbas, obeliscos, estatuas, esfinges, y también hay un sector griego y otro romano completísimo. Lo más destacable es la sala de Tutankamón dónde están todos los objetos (la mayoría de oro) que se encontraban en su tumba junto a él. Hay un par de momias por el museo, pero como era de esperar, la sala de las momias (dónde están las momias más importantes como la de Ramsés II o Tutankamón) se cobra aparte, y la entrada a ésta sala cuesta más que la entrada al museo (por lo menos para nosotros que habíamos entrado a mitad de precio). Ridículo. Intentamos colarnos pero no hubo caso así que nos la perdimos.

img_3376.jpg
Museo egipcio con el Hilton atrás.

De los días que nos restaban queríamos por lo menos pasar 1 noche en el desierto blanco. Había leído un relato muy completo de Egipto en la página de Eva en dónde me enteré de este lugar y el tour que se solía hacer así que al no haber conseguido ningún tour en Luxor e investigando en internet decidimos ir por nuestra cuenta y contratar algún tour ahí mismo.

El lugar al que teníamos que ir era el Oasis de Bahariya. Según la información que tenía, había que ir hasta la última estación de una de las líneas de metro (qué ahora no me acuerdo cual pero era bien lejos) y ahí iba a haber una estación de buses desde dónde se sacaban los pasajes. Eso mismo hicimos por la noche y a pocas cuadras de la estación de metro encontramos varios buses amontonados que supongo yo que esa era la estación pero en ese momento no creíamos que era eso así que recorrimos durante 30 minutos toda la zona a ver si encontrábamos una verdadera estación. Cruzando el puente hay una terrible cantidad de gente por las calles, y muchos tuk tuks llevando gente y mercadería. Por como nos miraban parecía que eramos los únicos turistas que pisaron esos suelos. Nadie hablaba inglés así que nos mandamos a la “estación” que habíamos encontrado al principio. Llegamos en el medio de una pelea entre un hombre y una mujer. Tampoco nadie hablaba inglés. En la ventanilla era imposible que nos entiendan y cuando les decíamos Bahariya no tenían la menor idea de lo que les decíamos. Finalmente a las señas y dibujando un mapa de egipto y señalando a donde queríamos ir, seguían sin conocer nuestro destino pero nos escribieron en un paquete de cigarrillos indicaciones en árabe sobre cómo llegar a la nueva estación de buses: La Turgoman Station. Así que ahí vamos y finalmente despues de varias horas conseguimos nuestro pasaje para el día siguiente.

439807048_c9f682d869.jpg
La preciada estación de buses: la Turgoman Station.

Se viaja por la companía Upper West Egypt, el viaje dura 5 horas, los micros son de muy mala calidad, se viaja bastante incómodo, los asientos no se reclinan y casi no hay espacio para las piernas, pero es lo que hay.

Durante el viaje conocemos una pareja de canadienses que contrato un tour de una noche por 80 dólares incluyendo el traslado desde Cairo hasta Bahariya. Al llegar cada grupo de turistas se va con el guía que le correspondía de acuerdo al tour que había adquirido, y cuando se avivan que no estabamos en ningún tour, los nenes se empiezan a pelear para que vayamos con ellos rogando: “Please please, this is my car, please come with us”.
Por lástima elegimos a uno de ellos y nos llevan en un tuk tuk a un hotel. Casualmente la pareja de canadienses que habíamos conocido también apareció ahí. Pero se habían confundido y no era éste el tour que habían contratado así que el dueño del hotel se encarga de encontrarnos un tour al cual nos podemos sumar y nos lleva al hotel del otro organizador. Finalmente arreglamos sumarnos al tour por 28 dólares. Los canadienses se querían matar.

2265013754_75a7a5540b.jpg
El minicentro turístico de Bahariya.

El tour no incluía agua, y claro, ellos mismos la vendían antes de partir, pero aprovechamos un momento de descuido para llevarnos un par de botellas y así estábamos listos para partir.

Anuncios

Responses

  1. Hola! Muy copados tus post y las fotos son hermosas!
    Estoy viendo la posibilidad de ir a Egipto unos dias, desde Israel y me gustaria contactarme con vos para preguntarte algunas cositas.
    Espero que me escribas pronto.
    Muchas gracias, saludos desde Bs As!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: