Posteado por: chama | noviembre 21, 2007

Una primera ojeada a Cairo

Un mínimo descanso en el intento de hostel, y sin aguantar más las ganas nos vamos para la calle, ya más tranquilos al habernos asentado. Estabamos en Taalat Harb, una de las calles más importantes de Cairo y ya era de noche. Los autos no paran de moverse en ningún momento. Los semáforos estan todos apagados, y si hay alguno que funciona no se los respeta. Nunca paran ni para dejar cruzar a una persona, uno tiene que cruzar la calle esquivando autos como el Frogger.

Todo Cairo es una feria. En todas las calles peatonales o con veredas anchas, los egipcios se tiran en el piso con toda su mercadería, y está dividido en sectores. Por el barrio de nuestro hostel vendían frutas y respuestos de automóviles. Más adelante, en nuestra búsqueda de la zona donde vendían instrumentos musicales, encontramos sectores -además del de instrumentos- de celulares, electrodomésticos, computadoras, adornos, ropa, luces, zapatos, etc.

img_3111.jpg
Todas las calles son una feria.

Otra de las cosas mas sorprendentes son los bares. La mayoría tienen mesas en la calle y los egipcios se quedan horas tomando té, fumando shisha y jugando al ajedrez, cartas, o no me acuerdo bien a que jugaban. Hasta la 1 de la mañana, el movimiento en la calle es el mismo.

Ya con hambre y sin saber donde comer porque todos los menúes que habíamos visto estan en árabe, vamos al primer lugar que encontramos con fotos de comida. Este lugar se llama GAD. Es una especie de fast food con comida egipcia donde se puede comer parado o sentado. Por ser nuestra primer noche y nadie nos entendía, señalamos una foto de una pizza. El cajero nos dice: “Ahhh, bizza. 10 bounds”. Nos damos cuenta enseguida que no podía decir pizza ni decir pounds, o sea, pronunciar la P, y al rato vemos que casi ningún egipcio lo puede hacer. La comida en Egipto es muy muy barata. Esa pizza grande nos salio menos de 2 dólares, y es comida occidental. La comida egipcia sale mucho menos.

2222451825_fc80999e36.jpg
El menú de GAD, donde se come Viagra.

También descubrimos otros beneficios del cambio de moneda, como por ejemplo la latita de Coca Cola que cuesta 2 libras egpicias (30 centavos de dólar), la botellita de la misma gaseosa que cuesta 1 libra (17 centavos de dólar), y unas barras de biscochuelo bañadas en chocolate -que no me acuerdo el nombre en este momento pero tengo fotos por ahí así que más adelante la subiré al blog- que cuestan 25 centavos de libra (casi gratis). Fumar shisha en los bares también es muy barato, y se sorprenden si se pide agua o si no se pide té.

En definitiva, todo en Cairo es muy barato.

img_3145.jpg
La lata de coca más barata del mundo.
Anuncios

Responses

  1. best wishes from cairo! see you, rico

  2. […] The best information on the topic can be found at the source here […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: