Posteado por: chama | octubre 25, 2007

Jerusalén (parte 4) y el Moshav

Llegó el momento. Estabamos en Israel mi amigo y yo por primera vez por nuestra cuenta. Estuvimos 10 días en el país pero no sabíamos como movernos. Estabamos en el lobby del hotel con mi primo que me había venido a visitar. Teníamos que ir a un moshav del tío de mi amigo. Un moshav por estos días es una especie de barrio cerrado comunitario, en el que muchas casas tiene una huerta-granja, pero lo que cosechan por lo que me contaron no vale nada, así que no se gana plata con eso. Dicho moshav quedaba en la ruta justo entre Tel Aviv y Jerusalén. Teníamos indicaciones de como llégar desde Tel Aviv. Ir a la estación de ómnibus, subirnos a uno y bajar en una intersección de la ruta Jerusa-Tel Aviv. Pero no teníamos ni idea de como movernos desde el hotel.

Nos subimos a un taxi con mi primo que no paraba de hablar ni 1 segundo, y nos lleva a la estación de buses. Para qué fuimos con él todavía no se. No tenía la mas pálida idea de cómo moverse, era de Nahariya. Hasta que al final nos enteramos de que el micro salía desde otra terminal, la Terminal Central, así que logramos despedirnos de él y nos tomamos un colectivo que iba directo ahí.

También nos sentíamos perdidos dentro del vehículo. Se hacía de noche y no sabíamos dónde bajar, así que le preguntamos a una soldadita sexy y nos dice que faltaba poco. De todas maneras no estábamos preocupados por el horario porque sabíamos que salen micros a cada hora.

Llegamos a la terminal, sacamos el pasaje y nos vamos a pasear por la terminal para hacer tiempo y además ver como son los precios del Israel. Había promociones de comida muy baratas. Sandwiches por 10 shekels, porciones de pizza por 8. No era tan caro como creía, pero en realidad era porque estábamos en la terminal donde todo es más barato que afuera.

Yendo para nuestra plataforma nos encontramos con uno de los soldados que habían viajado con nosotros, pero ya vestido con su uniforme y su M-16, que automáticamente le aumenta el tamaño de su miembro unos 15cms.

Finalmente nos tomamos el micro y nos bajamos en la intersección pactada, donde a los pocos minutos nos pasa a buscar el tío de mi amigo y nos lleva a su casa con patio-granja en donde nos esperaba su mujer, gran cocinera bondadosa, y su hijo Pipín. Viven muy tranquilos en ese barrio cerrado, todos se conocen con todos y llevan vidas muy relajadas. La casa fue como un búnker para nosotros. Íbamos a descansar ahí de estos 10 días de viaje y teníamos pensado volver a la vuelta de nuestro viaje por Asia. Estábamos más que cansados así que aprovechamos para dormir, comer bien, ver los mails que hace 10 días no chequeabamos, dejar ropa que no ibamos a necesitar y al otro día nos llevan de nuevo a Jerusalén, a la terminal ómnibus, para irnos a Egipto, previo paso por Eilat.

La terminal ocupa casi una manzana pero no se sabe por donde entrar, no hay una entrada principal imponente como en cualquier estación de ómnibus sino que hay una entrada en el frente muy chiquita que parece la entrada a un local de ropa, y una trasera dentro de una especie de túnel donde te dejan los micros. Para entrar, primero hay que hacer una cola en la entrada y pasar los bolsos y objetos metálicos por un escáner, y a su vez pasar uno mismo por un detector de metales. Sacamos los boletos para Eilat,que nos costaron aproximadamente 15 dólares, por la compañía Egged, que parece ser la única empresa de buses de larga distancia en Israel.

Tenemos 6 horas de espera así que decidimos volver a la Ciudad Vieja, a conocer tranquilos la parte que no conocíamos, pero como en la terminal no hay lockers para dejar las mochilas por cuestiones de seguridad, las llevamos a cuestas todo el tiempo.

img_3072.jpg
Cúpula permeable del Santo Sepulcro.
img_3075.jpg
Haciendo tiempo dentro del templo.
img_3079.jpg
Aficionado sobre la tumba de Jesús.
img_3086.jpg
Festejándole el cumpleaños a la estatua dorada.

Por más que ya habíamos estado en Jerusalén varios días, al estar solos, sin tour, se convierte en una ciudad totalmente nueva. Estabamos acostumbrados a subir a un micro y que nos deje de una puerta a la otra. Ahora teníamos que llegar a la Ciudad Vieja asi que enfrente de la terminal de ómnibus nos tomamos un bus que nos deja en la Puerta de Yafo (Yafo-Gate), una de las entradas a la Ciudad Vieja. Ya apenas entramos nos perdemos en el gigantesco zoco que hay dentro. Sin saber adonde íbamos de repente nos topamos con el Santo Sepulcro. Apenas entramos hay una tumba y varia gente llorándole y dándole besos, así que intuimos que se trataba de la tumba de Jesús. La iglesia es bastante oscura y muy muy alta. Da la sensación de estar en una película del tipo de Estigma. La recorremos y nos vamos de nuevo para el zoco. Otra vez nos perdemos esta vez por la zona musulmana, así que aprovechamos la ocasión para comer unos deliciosos sandwiches de pavita que nos habían preparado en la casa-granja.

Esta vez no vamos al muro de los lamentos, ya habíamos ido 2 o 3 veces antes, pero tampoco sabíamos que se podía subir a la mezquita de la cúpula dorada, cosa que me arrepiento luego de ver fotos de turistas ahí mismo.

Salimos por la salida del muro y entramos a caminar. Las calles son todas en bajada, ya que estabamos sobre una ladera. Nos damos cuenta que no hay mucho para ver. Era un barrio árabe, cuanto más abajo y lejos se iba, más pobre era. Yo tenía de nuevo turno con la dentista, pero no sabía donde era. Solamente tenía un papel con una frase escrita en hebreo que decía “Dentista” y la dirección. En dónde estábamos no había taxis, no era una zona en donde circulaba gente -estábamos a 5 o 6 cuadras de la Ciudad Vieja pero no queríamos subirlas de nuevo- así que seguimos caminando y un árabe que jugaba a un juego de mesa con otros más nos dice: Taxi!!. Sin dudarlo le doy el papel que tenía y nos subimos. Por más que el chofer era bilingüe, no hablaba una sola palabra de inglés, eso que en Israel la mayoría lo habla. Pero al final nos llevó a cualquier otra parte y no podíamos explicarle que yo estaba yendo a un dentista. Mientras tanto el “meter” seguía aumentando. Al final con señas nos hacemos entender y llegamos a la dentista.

En la dentista, donde yo creí que iba a haber problemas comunicacionales, apenas entro me reconoce y me dice mi nombre y me manda para arriba. Una pequeña intervención y ya se habían acabado todos los trámites, así que volvemos para la zona de la terminal. Como todavía quedaba algo de tiempo, nos vamos a pasear -todavía con las mochilas a cuestas- por la zona de la terminal. Hay una avenida bastante buena para pasear, con muchos locales, y un par de ferias interminables, justo lo que necesitábamos para pasar el tiempo. Ahora sí, nos vamos para la terminal y empieza lo que iba a ser la mejor parte de nuestro viaje, y lo más interesante para relatar.

img_3088.jpg
El shuk de la ciudad vieja. 
img_3095.jpg
Feria hebrea cerca de la terminal.
img_3096.jpg
Para todos los gustos.
img_4469.jpg
El Moshav con la huerta de fondo. 
Anuncios

Responses

  1. Que te parece si nos intercambiamos links ?

    http://corresponsalisraelpalestina.wordpress.com

  2. mas fotos

  3. que bueno!! estoy organizando ir con dos amigas a conocer tierra santa!! logicamente por nuestra cuenta porq es mucho mas barato!! queremos alquilar un auto para recorrer israel ya que no es caro y creo q nos saldria menos y tardariamos menos en transportarnos, de alli volariamos a eilat y luego queremos ir para egipto…. podremos pasar en auto?? por la frontera o me recomendas que tomemos un avion?? la verdad q es un viaje super emocionante!! y recien comenzamos a imaginarlo….


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: