Posteado por: chama | diciembre 10, 2009

Koh Phi Phi

Nos vamos en la 4×4 del Last Beach Resort con nuestras amigas checas a la otra punta de la isla. Comemos unas enchiladas, nos despedimos y nos tomamos un ferry a Koh Phi Phi (o Phi Phi Islands). Al llegar notamos cierto alboroto en la isla… se estaba incendiando una discoteca. Nosotros preocupados por conseguir alojamiento, empezamos a preguntar en una mini oficina de turismo que hay en el puerto. Los precios eran de casi el doble que cualquier otro alojamiento de los que habíamos estado, y encima, todos estaban completos.

IMG_3766.JPG IMG_3849.JPG

Disco on fire

En Koh Lanta la danesa insoportable nos había comentado que ella había estado en otra parte de la isla, menos turistica y mucho más alejada, tan alejada que solo se podía llegar en lancha o después de una hora de caminata, cruzando la isla entre los cerros. Explicamos esto a los de la oficina de turismo pero no tenían idea de lo que le hablábamos. Misteriosamente aparece la danesa de la nada, les da un folleto del lugar, llaman por teléfono, nos dicen que tienen disponibilidad, reservamos y nos tomamos una lancha al lugar. Regía un ambiente mucho más relajado que en la parte principal de la isla, y la gente que se alojaba ahí tenía toda la pinta de estar hace por lo menos 2 meses. Era una especie de “Last Beach Resort” pero en Phi Phi. La modalidad era la misma: te olvidabas de la plata, consumís lo que querés y el ultimo día pagas. Únicamente les quedaba libre una habitación con cama matrimonial, pero por la situación en la que estábamos no nos hicimos drama. Costaba 700 baht la habitación y estaba en el risco de una montaña entre los árboles.

IMG_3798.JPG IMG_3800.JPG

Maya Bay

Koh Phi Phi son 2 islas: una donde estábamos nosotros y otra deshabitada por ley. Sin lugar a dudas, paisajísticamente son de las mejores islas de Tailandia, pero lamentablemente el turismo las arruinó. Hay demasiada gente, esta todo escrito en ingles… en otras palabras… se occidentalizó.

A la otra isla únicamente se puede ir por el día. Nos comentaban en el alojamiento que llegan hordas de gente de varias islas cada día alrededor de las 9 de la mañana, y nos ofrecen salir en lancha a las 7.30 del otro día para evitarlos. Aceptamos, alquilamos unos snorkels y nos vamos. La isla es impresionante… El primer lugar que vamos es Maya Bay, la playa donde se filmó la película “La playa” con Di Caprio. Afortunadamente había muy poca gente así que nos quedamos un rato en el mar completamente transparente rodeado por rocas inmensas, y apenas empiezan a llegar los catamaranes con miles de personas nos subimos a la lancha y bordeamos la isla. Terminamos en un lugar paradisíaco, donde el agua era verde y estaba completamente cercado por montañas. Nos sumergimos para hacer snorkel y descubrimos otro mundo: el mundo de “Buscando a Nemo”. Al ser poco profundo, los colores de los corales y los peces se veían increiblemente fuertes, la visibilidad era perfecta… efectivamente lo era por la prohibición de construir y habitar en la isla.

IMG_3809.JPG IMG_3820.JPG

Haciendo snorkel

A la vuelta nos quedamos en el centro, pasamos por la discoteca incendiada donde muchos turistas ayudaban a remover los escombros y vamos a uno de los tantos bares en la playa. Cuando queremos volver, los tipos de la lancha nos dicen que por ser de noche cobran el triple. No aceptamos de ninguna manera y decidimos pasar la noche en cualquier lado hasta que se haga de día y poder cruzar la isla a pie. A las 3am cerró el último bar así que nos colamos en un hotel y nos tiramos a dormir en la reposera. La caminata al otro lado de la isla la recomiendo por más que se alojen en el centro, especialmente a las 6 de la mañana cuando no hay absolutamente nadie. Llegamos a las 7.30, dormimos 1 hora, pagamos y nos vamos en ferry a Phuket, la “isla de las putas”, pero eso será contado en el siguente post.

IMG_3852.JPG

Cartel promocionando fiesta a beneficio del lugar incendiado

Panorámica de Phi Phi desde el medio de la isla, camino de vuelta a nuestro alojamiento. Al fondo a la izquierda se ve la isla no habitada.

Posteado por: chama | noviembre 14, 2008

Koh Lanta y el Last Beach Resort

Por unos 200 Baht contratamos desde el fabuloso guesthouse que nos alojaba, un ferry desde Krabi hasta Koh Lanta, incluyendo el transporte hacia el puerto por la misma persona que atendía el hotel.

En Egipto una persona nos había dicho que en Koh Lanta, al final de la isla, hay un guesthouse llamado “Last Beach Resort”, que no figura en las guías turísticas y la gente llega solo por el boca a boca. Nos había advertido que ningún bus llegaba hasta el resort, sino que había que avisar con anticipación para que te vengan a buscar al puerto. No lo habíamos hecho y al llegar a la isla varias 4×4 de los distintos hoteles y guesthouses estaban esperando a los pasajeros del ferry. Como era habitual estaba todo agotado. Hay una pequeña recepción donde los que atendían nos ayudaron llamando a todos los hospedajes y preguntando por disponibilidad. Logramos conseguir una habitación en uno de los tantos guesthouses de la isla. Este se encontraba en el medio de la isla, en la costa oeste.

IMG_3720.JPG

Camino a la cascada.

La isla es realmente muy tranquila. Las playas aunque no son paradisíacas como las de las otras islas, están bastante bien. En el norte de la isla, a metros del puerto, hay una feria y algun que otro bar, pero la isla no tiene movida nocturna, salvo quedarse en el bar del hotel. Todos los alojamientos sobre la playa tienen un bar. Los precios son bastante baratos, como en el resto de las islas.

Mi amigo empecinado con ir al Last Beach Resort, se alquiló una bici y se fue hasta el final de la isla para ver que tal era el lugar y reservar una habitación. Después de varios km. de viaje, ambas gomas pinchadas y varias horas, llegó por fin de noche con la noticia de que al otro día nos pasarían a buscar para llevarnos al cada vez más famoso alojamiento.

El resort se encuentra sobre una bahía con playas más lindas y exclusivas que en el resto de la isla. Sorpresivamente era más barato que los demás alojamientos. Como desventaja, no podías salir de esa bahía si no te llevaban en la 4×4 del lugar, que iba y volvía del centro 2 veces por día. Al no poder salir de la bahía estás obligado a comer en el restaurant del resort, con precios razonables, y a usar internet ahí mismo, que costaba carísimo.
La bahía era compartida solamente por otro alojamiento más. Por eso, muchas mujeres aprovechan para hacer topless por la poca gente que hay en la playa.

Si en el guesthouse que estábamos antes había poco para hacer, acá menos que menos. En el bar del guesthouse podías jugar a algún que otro juego de ingenio, o tenías que tener suerte de que haya gente joven. Lás únicas personas jóvenes que habían eran 2 hermanas alemanas y el barman local pelilargo, que trabaja 24 hs al día, no se lo ve dormir. Una de las hermanas era bastante machona y la otra estaba loca. Solo se reía, jugaba a los dados con el barman, y repetía “I’m from Bavaria! This is paradiseee!!”.

IMG_3745.JPG

Una de las alemanas en plena acción.

Al día siguiente nos fuimos a caminar hasta unas cascadas que había a pocos kilómetros del lugar. Aunque estaba casi seca vale la pena ir porque no hay mucho para hacer. A la vuelta nos encontramos con 2 checas y una danesa bastante insoportable. Leyó tanto de Tailandia que se creía una tailandesa más y comentaba sobre todo lo que uno decía. Una de las checas estaba medio loca… en todas las fotos ponía cara de triste.

Al otro día nos fuimos a caminar con las checas, después de varios cambios de humor de una de ellas. Al final de la isla hay un faro y un Parque Nacional con algunos monos en la entrada. Para no pagar la entrada entramos al Parque Nacional por la salida. Sin ser deslumbrante es bastante selvático y tiene una muy buena vista al llegar al final (sería la entrada para los que entran como corresponde).

IMG_3740.JPG

En el medio la checa de la cara triste.

A la noche al volver al Last Beach, nos reciben las hermanas alemanas, riéndose y jugando a los dados, como no podía ser de otra manera. Nos preguntan: do you want to go to the moon? refiriéndose a tomar hongos alucinógenos que ofrecía el barman para así jugar a los dados bajo los efectos de los hongos. Dejamos eso para otra ocasión, aunque igualamos el nivel de risa con otras situaciones que se dieron en el mismo bar.

En resúmen, Koh Lanta es una isla demasiado tranquila, para ir exclusivamente a descansar. Si no van con ese fin y tienen la mala suerte de que solo encontrarse con viejos y parejas de avanzada edad, puede llegar a ser bastante aburrido. Pero si van a Koh Lanta, no dejen de ir al Last Beach Resort.

Pueden ver un buen mapa en http://www.maps-thailand.com/map-koh-lanta.php

IMG_3750.JPG
IMG_3752.JPG
Last Beach Resort

Posteado por: chama | octubre 23, 2008

Krabi

Desde el puerto de Baan Tai, en Koh Phang An, nos tomamos un ferry para despues tomar un bus que nos lleva a Krabi despues de varias horas de viaje. LLegamos de noche y el bus nos dejó en una estación en Krabi Town, lejos de donde están las playas y la parte turística. Nos dicen en la estación que en 10 minutos salía el último de los taxi-buses que iba para las playas y la zona turística. Nosotros 2 y un par más no creímos lo que nos decían, y supusimos que quisieron aprovecharse de los turistas cobrando por demás, así que nos fuimos caminando y realmente no había ningún medio de transporte que nos lleve a la costa, y en Krabi Town no hay absolutamente nada, salvo un par de karaokes como en toda ciudad de Tailandia. Después de un par de horas de deambular de noche con las mochilas y ser advertidos por varias personas que era una zona peligrosa, se nos cruzan un grupo de unos 5 extranjeros de nuestra edad y nos llevan para el lugar donde estaban parando. Yo creo que fue el mejor y más barato guesthouse de todo Tailandia. Gente bien amable, habitación con 1 cama doble y 1 cama simple, aire acondicionado, TV por cable, y una agencia de turismo abajo con los precios más baratos que habíamos visto.

IMG_3615.JPG

Subiendo al ferry.

IMG_3626.JPG

Ao Nang

Al otro día nos vamos bien temprano a pasar el día a Ao Nang, la bahía adonde queríamos ir el día anterior. Sin lugar a dudas cada playa que visitábamos superaba a la playa anterior. Las playas de Krabi están rodeadas por formaciones rocosas muy punteagudas y el mar es totalmente transparente y a una temperatura ideal. Desde Ao Nang salen lanchas que te llevan a Railay y a Phra Nang, que no son islas sino playas que solo se pueden llegar por mar ya que están separadas por rocas inmensas. Nosotros íbamos a estar 1 sólo día así que decidimos ir a Phra Nang, sin saber lo que era. En estas playas hay unas cavernas gigantes e impresionantes, donde hay mucha gente que va a escalar. De Railay más tarde viendo fotos de otra gente que estuvo ahí, nos arrepentimos de no ir. Hay bastante noche (contrariamente a Krabi Town), y hay costa de los 2 lados, como pueden ver en la foto que sigue.

La noche en Ao Nang es igual a los lugares donde habíamos estado, solo que no vimos tantas putas. Habia varios bares pero todos vacíos, y no podíamos quedarnos muy tarde para ver si se llenaban o no porque el último taxi-bus que iba para Krabi Town salía a las 11 de la noche. Así que nos volvimos al guesthouse y ahí contratamos el ferry que nos llevaría a Koh Lanta.

IMG_3646.JPG

IMG_3650.JPG Llegando a Phra Nang.
IMG_3685.JPG

Atardecer en Ao Nang.

Posteado por: chama | octubre 20, 2008

Koh Phang An

A 2 días de la Full Moon Party (fiesta de la luna llena), nos vamos para Ko Phang An, la isla en donde se realiza. El viaje en ferry dura poco menos de una hora, y apenas nos subimos dejo mi mochila y mi nuevo laud en el piso y la persona que acomodaba los bolsos apoyó varias mochilas encima del laud y lamentable lo partió en 2 a pocos días de su adquisición, relatada en un post anterior.

Se llega a una parte de la isla llamada Haad Rin, la playa donde se hace la fiesta de la luna llena y la zona más turística de la isla. Al contratio de Koh Samui, esta isla está descentralizada. Al ser Haad Rin tan chica, tiene pocas plazas disponibles y se suelen llenar unos días antes de la Full Moon Party, por lo que hay que reservar con anticipación si se piensa en alojarse en esa parte de la isla.

Esa era un poco nuestra idea, pero apenas llegamos nos dimos cuenta que iba a ser imposible. Conseguir una moto es algo bastante difícil en días cercanos a la Full Moon Party, pero tuvimos suerte y conseguimos una, aunque esta vez solo conseguimos un ciclomotor manual, cosa que nunca habia manejado y se me complicó bastante. Nos subimos los 2 con las 2 mochilas, el laud roto y el bombo egicipcio que había comprado mi amigo y nos vamos a buscar alojamiento, aunque no iba a ser una buena idea… En la isla hay una sola calle que va de punta a punta de la isla, con algunas rutas transversales, pero no llegan a rodear toda la isla como en Koh Samui, por lo que hay partes de la isla más exclusivas que solo se llega por mar. Apenas arrancamos la búsqueda el paisaje cambia totalmente y las calles son demasiado empinadas y con curvas muy cerradas, y en pocas parte de la ruta hay luz, aunque todavía era de día. Encima nuestra moto tenía un problema, no tenía la suficiente fuerza para llevarnos a los 2 en subida a menos que se tome bastante velocidad antes, y así tomar envión. Con todo el peso que teníamos encima, la moto se iba para atrás en las pendientes, así que fuimos a un guesthouse israelí y dejamos todos nuestros bolsos ahí.

IMG_3543.JPG

Cabañas transitorias hasta conseguir alojamiento.

IMG_3568.JPG

Instrucciones del Jamaica Inn

La isla se pone bastante buena una vez que se aleja de Haad Rin. Ya haciéndose de noche paramos en todos los alojamientos que veíamos, y en todos nos decían que no había lugar por varios días, y que no creían que ibamos a conseguir alguno hasta dentro de unos días en ningún lugar. Finalmente, en Baan Khai, a 10 minutos de moto a Haad Rin, conseguimos unos bungalows bastante baratos a 1 cuadra del mar, pero con cama matrimonial y con disponibilidad sólo por esa noche. Como no había otra cosa reservamos y seguimos buscando para los días siguientes, hasta que finalmente conseguimos alojamiento por el resto de los días y con 2 camas simples en Jamaica Inn, justo enfrente de la playa. Yo creo que es ideal alojarse lejos de Haad Rin, y solo ir ahí por las noches ya que el resto de la isla no tiene vida nocturna.

Donde estábamos nosotros, Baan Khai, era una zona muy tranquila, con una playa donde algunos dias hay mucha arena y en otros no hay absolutamente nada. Hay un mini centro de 2 cuadras, con lo básico, un par de restaurantes muy baratos, un cibercafe, un 7 eleven y algun que otro mercadito.

Unos 10 minutos al norte esta la zona más civilizada de toda la isla, Thongsala, donde está el puerto más importante de la isla y la zona con menos turistas de Koh Phang An.

Que hacer durante el día?

Hay innumerable cantidad de playas por todos lados. La más famosa es Haad Rin, y se van haciendo más tranquilas hacia el norte. Nosotros además de las playas de Baan Tai y Haad Rin, fuimos a una playas muy paradisíacas y tranquilas al norte de la isla, a unos 20 minutos en moto de nuestro alojamiento, llamada Haad Salad (vaya a saber uno que significan estos nombres). El paisaje que se ve en el camino hace acordar un poco a la serie Lost. Mucho más que tirarse en la playa, almorzar, tirarse en la playa y cenar no se puede hacer, salvo algunos paseos en elefante o pelea de búfalos que hay en el centro de la isla, aunque para el paseo en elefante lo mejor es hacerlo en el norte de Tailandia.

Que hacer de noche?

Sin lugar a dudas, Koh Phang An es uno de los lugares con más movida nocturna de todo Tailandia. Siempre hay una excusa para una fiesta, ya que el turismo es el principal ingreso de la isla. Los thais van a inventar algún motivo para hacer una fiesta y los turistas van a ir porque para eso fueron. Todos los meses 2 días antes de la Full Moon Party se organiza una fiesta en la pileta de un hotel, con acceso libre. Lamentablemente se llena de australianos bastante molestos pero igual la fiesta es divertida. Hay un bar de reggae con una estatua gigante de Bob Marley en la entrada, bastante bueno, lleno de colchonetas, sillones y hamacas paraguayas, y algunos días tocan bandas como el día que fuimos nosotros, dónde tocaba una banda de música tribal, muy muy buena. El día anterior a la Full Moon Party, la isla ya está llenísima de gente. Se llena de puestos donde venden baldes de distintos tamaños que van desde los 80 hasta los 200 baht, y traen hielo, alguna bebida blanca, alguna gaseosa y un speed para mezclar y quedar de la boina, como mi amigo, al que lo perdíy tuvo la suerte de ser rescatado y llevado al guesthouse por un griego desconocido, que le recordó todo lo sucedido al día siguiente.

IMG_3571.JPG

IMG_3575.JPG

IMG_3583.JPG

Fabulosas playas del norte de la isla, acompañadas por unas Singha.

El día anterior hay una fiesta terrible en la playa, pero no se compara con la Full Moon Party, ya que viene gente de otras islas solo por la fiesta, y después se vuelve. En cada bar que hay sobre la playa, pasan un tipo de música distinto, se hacen discotecas por la ocasión y hay alrededor de 10. Toda la playa esta llena de gente, hay pocos espacios libres, y entre discoteca y discoteca se llena de puestos de baldes con alcohol. A las 7 de la mañana la gente se empieza a ir pero algunos se quedan bailando hasta las 12 del mediodía. Lo más gracioso es que al otro día hay varios televisores en la isla, reproduciendo la fiesta del día anterior, y te venden el DVD. Haad Rin queda toda sucia, vacía y con algunos borrachos tirados en la playa. Y es el momento en que decidimos irnos al otro día para Krabi, donde voy a contar un poco más en otro post.

Un buen mapa con la ubicación de todos los alojamientos se puede encontrar en http://www.phangan.info/pdfs/koh_phangan_map.pdf.

IMG_3608.JPG

Vista desde el Jamaica Inn.

Posteado por: chama | agosto 12, 2008

Ko Samui

Después de recorrer Bangkok durante todo el día, nos tomamos el ómnibus hacia Phuket en las oficinas del TAT. Cabe destacar la comodidad de estos colectivos para ciertas personas, como para otras no tanto. Algunos asientos se reclinan demasiado, para beneficio del que lo use y un viaje incómodo para el que esté sentado atrás. El aire acondicionado es excesivo pero igual las compañías brindan frazadas. Hay que tener especial cuidado con lo que se deja dentro de los bolsos que se despachan. En el viaje se hacen paradas misteriosas en el medio de la ruta, donde más tarde descubrimos que suelen robar los objetos de valor que están en los bolsos. En éste viaje no nos pasó, pero en otro viaje, justo el día que unas holandesas nos contaron esto, le pasó a mi amigo. También conviene llevar comida si se viaja de noche, o cenar antes de viajar. Estas compañías tienen convenios con algunos comedores, y solamente paran en estos lugares para comer, donde todo sale más del triple.

En el bus conocimos unas chilenas que viajaban a Koh Samui, una de las islas que teníamos pensado ir después de Phuket. Pagaron el pasaje que no solo incluía el bus sino también un viaje de 2 horas en barco, y les había costado más barato (moraleja: no conviene comprar los pasajes oficiales). Recalculamos las fechas (queríamos estar en Koh Phang Na para la luna llena, en unos 5 días), y decidimos ir con ellas a Koh Samui y dejar Phuket para más adelante. Aunque nuestro pasaje no incluía el barco, decidimos ir igual. Nos bajamos en Surat Thani y nos meten en una especie de agencia de turismo mientras el bus sigue de largo hacia Phuket. Sin ningún tipo de control van preguntando quién viaja a cada lugar. Nosotros decimos que viajamos a Koh Samui y nos dán un sticker verde, que nos lo pegan en la remera. Nos subimos a una camioneta y nos lleva al puerto, de donde salía nuestro ferry. De Surat Thani salen también ferries a casi todas las islas de la zona.

IMG_3489.JPG

Esperando el ferry con las chilenas cambiadoras de rumbo.

IMG_3491.JPG

Bungalows directo al mar.

El viaje a Koh Samui dura 2 horas y media. Al llegar, los “touts” locales, es decir, gente que con carteles y a los gritos intenta venderte algo, esperan en el muelle para tratar de vender transporte a las distintas zonas de la isla. Nosotros no teníamos idea a donde ibamos. Elegimos ir a Lamai, que quedaba a media hora del muelle.

Lamai es una zona bastante chica y muy tranquila. La calle principal sigue el contorno de la costa, aunque los alojamientos están sobre la playa. Todos los “resorts” por llamarlos de alguna manera, tienen 2 o 3 clases de cabañas. Los más caros en primera fila, con salida directo a la playa y aire acondicionado, otros una fila más atrás, con ventilador, y algunos tienen una tercer fila de bungalows bastante precarios. Se nos hizo dificil conseguir un bungalow con 2 camas separadas pero al final conseguimos, por un precio de unos 700 Baht (unos 20 dólares). Es de los más caros que hay dentro de la categoría de los “baratos”, pero sin reservas se complica.

Las playas de Lamai son muy tranquilas, con palmeras y rocas de formas raras. A medida que uno se va alejando hacia el sur, se ven resorts más exclusivos y las mujeres se animan más al topless, pero la arena se convierte en rocas y es más dificil llegar. Para el norte está lleno de lugares donde te hacen masajes al aire libre. El Thai Massage es un masaje medio violento y para nada relajante. El Oil Massage es el masaje corporal que suelen hacer en los spa’s, donde te hacen masajes en todas las partes del cuerpo. Nosotros conseguimos uno por 200 Baht, precio que solo se repitió en Chiang Mai.

Por las noches es tranquilo también, excepto por un par de cuadras donde están los Go-Go bars, y cientos de putas intentando conseguir un novio-cliente. También hay un bar al aire libre con un ring de box, donde hay peleas de Muay Thai femeninas. Las peleadoras terminan llorando por los puñetazos que reciben. Se nota que no lo hacen por deporte sino por el dinero.

IMG_3502.JPG IMG_3507.JPG

Formaciones rocosas al sur de Lamai.

IMG_3493.JPG

Locales jugando al badmington.

Como las noches en Lamai eran demasiado tranquilas, decidimos salir a caminar sin rumbo en nuestra segunda noche. Terminamos en un local de alquiler de ciclomotores. Era tan barato alquilar una moto que la alquilamos igual por más que solo había manejado una motito un par de veces antes de esa vez. Una automática cuesta alrededor de 150 baht y una manual entre 100 y 120 baht. Alquilamos una automática y nos vamos esa misma noche para Chaweng, que queda a unos 20 minutos de Lamai.

Chaweng tiene un espíritu mucho más joven que Lamai. Hay más vida nocturna, lo que lleva también a que haya más putas. Después de ver un show de Thais rockeros nos volvemos a Lamai decididos a mudarnos a Chaweng al día siguiente.

Aprovechando que en Tailandia se puede estar todo el día en ojotas, tiro mis zapatillas a la basura y nos ponemos a buscar donde dormir en Chaweng. Es bastante difícil conseguir alojamiento, pero tuvimos suerte y encontramos una habitación para 2 por 600 baht en un guesthouse llamado Moby Dick, a pocas cuadras de la playa y justo en la zona de la movida nocturna, que son 2 o 3 cuadras llenas de bares, discotecas, go go bars y algunos viejos alquilando novias.

IMG_3514.JPG

De Lamai a Chaweng

IMG_3522.JPG

Playas poco tranquilas de Chaweng

IMG_3541.JPG

Complejo nocturno

Older Posts »

Categorías