Posteado por: chama | octubre 9, 2007

Cesárea – Jerusalén (parte 1)

Ya habiendo recorrido el norte de Israel un poco apretado y a las apuradas, ibamos a visitar un sólo lugar más antes de partir a Jerusalén, pero como de costumbre, no sabíamos a donde estabamos yendo, aunque no nos importaba porque estábamos tan cansados que queríamos que el viaje sea prolongado así dormíamos en el micro.

El lugar en cuestión era Cesárea, una ciudad de estilo romano construida por Herodes hace poco más de 2000 años en las costas del Mar Mediterráneo. Nunca antes había visto ruinas tan antiguas, y la verdad que me sorprendió más el Mar Mediterráneo que las propias ruinas. La ciudad contaba con un teatro en el que hoy en día se siguen brindando algunos espectáculos, una piscina, estaba rodeado por muros (y si no mal lo recuerdo también por un foso), y parece ser que también tenían un lindo bar en el medio de la ciudad con sombrillas, reposeras y plasmas de 42″. Todavía no entiendo como permitieron construir un bar ultramoderno en el medio de una ciudad antigua. Arruina todo el paisaje. Uno se quiere imáginar por un instante que está ahi en la ciudad hace 2000 años, y un bar de vidrios oscuros se aparece en el medio.

Y bue… El turismo…

8-9-2005-114.jpg

Ruinas de Cesárea

 

8-9-2005-117.jpg

Vista panorámica desde una torre de la antigua ciudad

 

8-9-2005-125.jpg

Teatro de Cesárea

Nos vamos de Cesárea directo para Jerusalén. En el camino vemos desde lejos las primeras ciudades árabes. Apenas uno las ve ya quiere ir, tienen la pinta que por dentro deben ser como el Prince of Persia. Durante casi toda la ruta en donde se encuentran estas ciudades árabes, hay un muro paralelo a la ruta, que parece ser que fue construido por la cantidad de atentados que habían antes de ser construído. En la época en donde los palestinos se inmolaban bastante seguído en Israel (mayormente en autobuses), también disparaban desde sus casas a los autos que pasaban por la ruta. De todas maneras n teníamos miedo ya que contabamos con la fiel protección de nuestros 2 amigos armados que iban con nosotros en el autobus, dispuestos a dar la vida por nosotros.

8-9-2005-128.jpg

Pueblito árabe visto desde la ruta

Ya acostumbrados a ver a toda la gente de nuestra edad vestida de soldado y con un arma en la mano (desde un rifle hasta un fusil M16) , pasamos al siguiente nivel: Tanques yendo y viniendo desde y hacia Jerusalén (también habíamos visto 2 hélicopteros Apache sobrevolando Israel en la frontera con Siria y Líbano).De un segundo a otro nos dicen: “Miren por la ventana”, y resulta que ya habíamos llegado y estabamos entrando a Jerusalén desde un punto en el que hay un mirador y se ve toda la ciudad a lo lejos, igualito que las postales, con la mezquita de la cúpula dorada en el medio, y escuchando de fondo la canción con la que termina La lista de Schindler que de casualidad la estaban pasando por la radio.

8-9-2005-130.jpg
Panorámica de Jerusalén

Antes de ir al hotel, lo primero que hacemos es bajar del bus y entrar a la Ciudad Vieja, que es lo que hasta hace un siglo y medio era considerado Jerusalén, un área de 1km² rodeada de un antiguo muro, en donde se encuentran sitios religiosos muy importante para judíos, cristianos, musulmanes y armenios.

Si uno entra sin un guía, se pierde de toque. Es un laberinto de calles muy angostas y rodeadas de puestos de todo tipo. Pero no era nuestro caso. Nosotros estábamos siguiendo un estricto itinerario y no podíamos perder tiempo, asi que fuimos directamente a un mini museo que hay muy cerca del muro de los lamentos. Digo mini museo porque solamente había unas ruinas de una antigua casa y una platea. Nos sentamos en la platea, se apagan las luces, y nos muestran una película que aprovechaba esas ruinas para contarnos la historia del Templo de Herodes y su posterior destrucción, y una historia de lo que pudo haber pasado con los integrantes de esa casa, con un poco de ficción.

8-9-2005-137.jpg

Pasillos dentro de la Ciudad Vieja

8-9-2005-136.jpg

Ruinas de una casa destruída en la época de la destrucción del templo

Nos dan nuestro primeros 10 minutos libres del viaje para deambular por las ferias, y nos vamos corriendo para la zona árabe para tratar de aprovechar la libertad de la semana. Pero llegar a la feria me llevo 5 minutos así que se podría decir que no vi nada.

Finalmente y ya de noche, nos encaminamos hacia el muro de los lamentos. Lo bueno es que al ser la Ciudad Vieja como un laberinto, uno no sabe cuando se le va a aparecer el muro. Los guías igual no nos iban a llevar directamente al muro, sino que nos llevaron por un camino muy angosto rodeado de construcciones, subimos por varias escaleras, y aparecimos de golpe en un mirador que daba justo al muro y a la mezquita de la cúpula dorada, y la verdad que recomiendo hacer lo mismo (aunque debe ser muy difícil llegar ahí por cuenta de uno), es mucho más impactante para mí que llegar de golpe al muro.

8-9-2005-144.jpg

Muro de los Lamentos desde arriba

Aproveché para sacar varias fotos panorámicas del muro y a los cientos de ortodoxos rezando frente a él, mientras nuestro guía nos contaba que nunca se cansa de ir ahí, por más que ya fue mil veces, ya que le gusta ver como se sorprenden todos los que ven el muro por primera vez.

Ahora sí, bajamos, y vamos directo para el muro. Para poder pasar a la zona donde esta la entrada, hay que pasar por un sistema de seguridad muy parecido al de los aeropuertos. Varios soldados revisan a los visitantes, los hacen sacar los objetos metálicos para pasar por un detector de metales, y dejar los elementos cortantes ahí. Mujeres y hombres usan distintos carriles. Los ultraortodoxos judíos, ven a las mujeres como algo inferior o así es lo que parece. En las sinagogas están separados, para entrar al muro se hace de forma separada, y para ir al muro cada uno tiene su parte de él, pero obviamente las mujeres tienen un pedacito chiquito de muro, y los hombres la mayor parte, y además una parte interna adyacente al muro, que es una sinagoga.

8-9-2005-166.jpg

Una foto que me gusta mucho

Entrar al muro y verlo de cerca, por más que ya lo habíamos visto unos minutos antes, es totalmente distinto. Ver a las hombres rezando como locos (a las mujeres no las podíamos ver porque hay una pared que divide al muro en dos e impide la visión), algunos hasta con sombreros de piel de conejo, a las piedras inmensas de hace miles de años llenas de cartas con pedidos de la gente y escuchar los cantos de los que rezaban, le dan al lugar un aire ultra espiritual, por más agnóstico que uno sea. Así que por más que no creo en Dios, dejo mi carta con deseos propios y pedidos de mi familia desde el otro lado del planeta.

8-9-2005-160.jpg

Plantas salientes

 

8-9-2005-158.jpg

Soldado armado rezando

Siendo bastante tarde, nos dijeron que ibamos a volver a la Ciudad Vieja los próximos 2 días más, así que nos vamos para el hotel justo cuando empiezan a rezar en las mezquitas de la zona, por los altoparlantes, todas a la vez. El rezo es como un canto en el que sólo se escuchan vocales y casi no hay espacios, y la voz sube y baja constantemente. En ese momento uno se da cuenta como conviven tantas religiones en un espacio tan chico. A lo lejos se ve una decena de mezquitas en las que solo te das cuenta que son mezquitas por las luces verdes que tienen en la torre.

El hotel que nos tocó era el hotel Ariel, mucho menos lujoso que el de Tiberias, pero de todos modos mucho más lujoso del hostel que hubiera ido si estaría viajando por mi cuenta.

8-9-2005-171.jpg

Carta enviada desde España directamente a Dios. Y llegó…

 

8-9-2005-172.jpg

Jerusalén de Noche

About these ads

Responses

  1. me emociono ver las fotos del muro de los lamentos…senti el infinito deceo de estar ahi en jerusalem la casa del PADRE…yo estoy al fin del mundo y te agradesco este sitio.

  2. Muy impresionantes las fotos

  3. c´magnifik

  4. me encanta el muro de los lamentos tal vez muy pronto te mande las fotos de mi viaje en julio de 2009 saludos

  5. Bellas las fotos como pa quedarse un momento en ese lugar =)

  6. bkn tus fotos son extra lindas

  7. solo quiero saber donde esta nada mas

  8. Cuando Cristo regrese, pondra sus bellospies sobre el monte de los Olivos!!!
    QUISIERA CONOCER JERUSALEN

  9. amen . quisiera conocer y estudiar la biblia ahi por jerusalem – un sueño si alguien lee este mensaje .. y me ayuda acumplir este sueño gracias sebastian diaz de la rioja argentina


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: